Mail
Contraseña
Recordarme
 
 
Buscar vía google en la Web
By Cines Argentinos, Sir Chandler |

Artículos en Cines Argentinos

¿Cómo llegamos a los 50 millones de espectadores?

  • Comentarios 5
¿Cómo llegamos a los 50 millones de espectadores?
En este 2011 ya se superaron las 40 millones de entradas durante el último día de noviembre.

¿Cómo se llegó a eso?

Es una combinación de varias cosas, pero lo fundamental es gracias a los títulos, la digitalización y al aumento de la simultaneidad de los estrenos en todo el país.

Esta barrera de los 40 millones sólo se superó en el 2004, siempre hablando de la era moderna de los cines, que comenzó en 1997, con la llegada de los primeros complejos multipantallas extranjeros y a un mayor control de las cifras de espectadores. Previo a ese año casi todo es estimado y es imposible precisar cuántas entradas se vendían en la Argentina.

El 2012 promete ser un muy buen año para los cines y esta cifra de los 40 millones se debería volver a pasar.

Pero ahora la meta tiene que ser otra.

Cuando planifiqué esta nota, hace un par de meses el título iba a ser “¿Cómo llegar a los 60 millones de entradas?”.  Y la verdad eso debería ser una meta más lejana… pero para el 2014 a 2015, no más que eso.

Y si bien puede parecer una locura un crecimiento del 50% en pocos años, no debería ser algo difícil de alcanzar si se le suman dos variantes lógicas. Por eso arrancaré con la meta de las 50 millones de entradas, con un crecimiento del 25%, al cual se podría llegar en el 2013.

¿Cómo conseguimos esos 10 millones de entradas extras? Simple = Digitalización masiva + cine nacional.

Momento, momento… a no desesperarse. Justificaré los dos puntos.

DIGITALIZACION DE CINES EXISTENTES Y NUEVAS SALAS

Actualmente la digitalización en la Argentina no llega al 20% de las pantallas. Este camino, que arrancó hace 3 años, tuvo un gran crecimiento empujado por las películas 3D. Pero en el último año, si bien 9 títulos del top ten tuvieron su versión 3D, comenzaron a aparecer títulos 2D en formato digital. Esto mejoró las ventas de muchos cines de todo el país que se digitalizaron.

También lógicamente estos estrenos 3D garantizaron la simultaneidad del estreno desde el Packewaia de Ushuaia hasta el Ópera de San Salvador de Jujuy. Esto en años anteriores no era posible.

Desde las vacaciones de invierno hay un parate en la instalación de proyectores digitales nuevos. Esto no sería por trabas a las importaciones, si no que es una especulación de una gran digitalización que podría concretarse en el 2012 por varios puntos:

  • El INCAA confirmó en una nota que logrará el financiamiento de 150 proyectores digitales, de los cuales 50 irían a los Espacios INCAA. Esto duplicaría las salas digitales de hoy día, pero posiblemente queden restringidas al cine nacional solamente
  • Están apareciendo “pools de compra” que  lograrían acuerdos con alguno de los 4 fabricantes más importantes de proyectores (Christie, Barco, Sony y NEC) para conseguir un mejor precio y mezclando fideicomisos con el cobro del “print fee” a las distribuidoras, lograrían una buena financiación a tasa baja a muchos cines del país, sin restricciones de programación.
  • También algunas entidades bancarias estarían por meterse a financiar estos proyectores. Se sabe que el CITI estaría tanteando operadores para ofrecer con tasas bajas, teniendo como garantía la recaudación diaria de los cines y los cupones de las tarjetas de crédito
  • Por otro lado, empresas como Showcase y Cinemark tienen acuerdos internacionales de compra de equipos digitales, por lo que tienen un cronograma de entrega para los próximos años. Esto no sumará mucho al crecimiento nacional por su lado, pero si tentará a los distribuidores de tener más contenido digital disponible y ayudar a que muchas salas independientes o cadenas menores accedan de igual forma a este contenido. Lo de Cinemark también será aplicado a Hoyts.
Con mayor cantidad de proyectores digitales en la Argentina, se podrá:
  • Mejorar la variedad de títulos, ya que la distribución digital baja notablemente los costos.
  • La apertura de salas en ciudades donde hoy no hay cine o donde reciben los estrenos casi con la salida en el cable y estado deplorable.
  • La simultaneidad de títulos argentinos y extranjeros.
  • Mejorar la experiencia cinematográfica a los espectadores, estimulando su regreso a las salas de cine por nuevos títulos.
Esto requiere que varios aprendan las nuevas reglas de juego o las posibilidades de esta tecnología, en estos aspectos:
  • El INCAA, con el nuevo impuesto a las copias, atenta contra nuevas salas de cine ya que las distribuidoras podrían relegar el estrenos en complejos menos importantes, para privilegiar a los que le aseguran cierta cantidad de entradas. Ya no pasa por el costo de las copias en si... ahora hay que evaluar si vale la pena llegar en simultáneo a Posadas o Trelew...
  • Los cines que comienzan a cobrar a las distribuidoras por el estreno digital de una película y así pagar el costo del equipo digital, tienen que tener criterios LÓGICOS de comercialización. Hoy Cinemark cobra lo mismo a una distribuidora que pone un tanque 3D durante 3 meses en su sala, que a El padrino por un sólo horario en una sola semana. Pierde el cine, pierde la diversidad,  pierde el público y se pierden las ventajas de la digitalización.
  • Los productores de cine argentino tienen que entender que hay muchos complejos de cine, con distintas políticas de programación y que también hay públicos para distintos horarios. Se terminó eso de “si no me dan todos los horarios de una sala no estreno”. También dejar de pensar en el estreno en los complejos más importantes y poder pensar en llegar a más plazas, combinando 35mm con las copias digitales. El caso de El estudiante recientemente es un ejemplo de esto, donde se informó que los cines no querían estrenarla porque usaban los proyectores 3D, pero la realidad es que 4 empresas contactadas por esta web jamás habían recibido el ofrecimiento para estrenarla. Y finalmente, por movimiento del propietario de una cadena de La Plata se consiguió su estreno en aquella ciudad, en Belgrano y luego se replicó en Mar del Plata “usando los proyectores de 3D” que supuestamente nadie cedía.
  • Tampoco hay que creer que porque una película argentina realizada para un público acotado triplique la cantidad de salas en las que sale, esto se replicará en sus ventas. Pero lo que si habrá que estudiar es ver que esos estrenos limitados, como puede ser Las acacias, cuando la digitalización se haya duplicado, pueda llegar a muchas salas de todo el país al menos en un sólo horario y si a eso le suman la presencia fuerte en los espacios INCAA, permitiría que sin lugar a dudas duplique lo realizado con la salida actual. Como dato Las acacias vendió 1060 entradas en sus primeros 5 días en el Hoyts Abasto con precio normal,  2170 en el Espacio INCAA Gaumont con entradas que rondan los $6 y 135 entradas en el Espacio INCAA Artecinema, con entradas a menos de $5. Pero la película estuvo en los complejos más codiciados, como el  Hoyts Unicenter, Abasto y DOT, Showcase Norte y Belgrano, Village Caballito, Cinema City La plata y Patio Bullrich entre las 12 salas que la estrenaron. Este número podría llegar fácilmente a las 40 salas con una salida digital bien armada y promocionada, buscando los horarios y salas específicas para la misma.
  • Un mejor ejemplo de esto es Un amor, que con sus copias 35mm consiguió superar los 50.000 espectadores y si la realidad digital fuera la de un par de años más adelante, seguramente estaríamos hablando de casi el doble de entradas.
  • Algo que tienen que entender los espectadores, exhibidores, distribuidores y la prensa es que esta variedad aumenta la rotación de películas en los cines, por lo que cada película disminuirá el tiempo de exhibición en los cines donde sólo los más taquilleros podrán mantenerse más tiempo.
  • Esto podrá ser prolongado con espacios exclusivos para determinado cine, como pueden ser los espacios INCAA o un necesario buen circuito de “cine arte”, que no se mezcle con el cine de los grandes públicos.
Si la digitalización avanza y la industria comienza a ver las ventajas de esto, fácilmente se pueden conseguir 5 millones más de espectadores por año en el corto plazo

¿Y cómo conseguimos los otros 5 millones? :  Con cine nacional “atractivo”.

EL APORTE NECESARIO DEL CINE ARGENTINO

Esto que puede ser lo más difícil de entender, es lo más fácil de explicar: hoy el cine argentino no aporta casi nada a la taquilla.
En este 2011 con más de 40 millones de entradas, sólo Un cuento chino estuvo cerca del millón y ninguna otra película logró pasar el medio millón de espectadores.

Por un lado podemos ver que tampoco en este año de grandes cifras, ninguna película superó los 3 millones, siendo que en el 2010 hubo  3 rondando ese número. Este año sólo Cars 2 pasó por poco la barrera de los 2 millones lo que demuestra que la elección del público fue más variada.

En el 2009 El secreto de sus ojos logró pasar los 2 millones de entradas con todas copias 35mm, que fueron escasas en todo su tiempo de proyección. Si en ese entonces la digitalización hubiera sido la de hoy, la película superaba con comodidad los 4 millones.

Y cuando hablo de “atractivo”, hablo de que muy pocas películas logran atraer el interés de los espectadores argentinos. Es una realidad, lo indican los números.

Hay películas que ganan premios internacionales, pero tienen temáticas que no logran vender entradas.
También vamos al otro extremo, con casos como el de Cruzadas, con “elencos de notables”, que pueden llenar un teatro de revistas en la calle Corrientes, pero que ese público no va al cine hace 25 años como mínimo…

Falta el cine del medio. Que sigan existiendo los extremos mencionados, pero si logramos tener 2 El secreto de sus ojos por año, y 5 Un cuento chino… esos 5 millones se pasarían como comodidad.

Sería tan maravilloso que el cine nacional comience a tener un piso del 20% de las ventas de cada año, pero por interés natural de los espectadores y no por las tontas medidas del INCAA que NADA SUMARON en los últimos años (los números indican que restaron). Tampoco sirven algunas medidas que están pidiendo 6 asociaciones de directores (son más que los de Aerolíneas Argentinas) determinado que tienen que programar los cines, en que salas, con cuanta plata de promoción etc, etc.

Porque si esta pavada fuera aplicada, también los cines podrían comenzar a poner un límite a las temáticas que siempre saturan en el cine nacional y alejaron a los espectadores a considerar ver estas películas.

Tiene que quedar claro que Piratas del Caribe o Shrek tienen un límite en la venta de entradas. La digitalización en este caso puede sumar sólo un poco más.

Pero el cine argentino, si se combinan nuevas propuestas, con la mejor llegada a todo el país, puede sumar mucho más y estar a la altura de lo que sucede en Brasil o México por ejemplo. No hablemos de España… eso sería maravilloso.

CONCLUSION

Con la digitalización que va avanzando  y con un cine nacional que no aporta mucho en entradas, queda claro que hay mucho por crecer y que esta marca de los 40 millones es algo que se puede superar cada año, pero en agosto.

Felicitaciones a los espectadores, a los cines, a los distribuidores y a todos los que son parte de la industria de cine en la Argentina.

Pasaron 40 millones de entradas en 11 meses… ¡brindemos por muchas entradas más! ¡Son posibles!
 
Tags de la nota: informe anual

Nombre:
Localidad:
Caballito
hace 10 años no podía ir al cine ni 2 veces por año ahora voy por lo menos 40 veces al año con mi señora y siempre pago 2 x 1, hay que moverse un poco. Señores no hay ningun secreto: gente con trabajo va al cine, pirateria o no pirateria, si la gente desocupada recurre a la pirateria en mayor proporción.
Cinéfilo:
0
Fecha:
16/12/2011
Nombre:
Localidad:
Villa Crespo
Yo este año "colaboré" con 30 entradas (mi record personal). Excelente nota, me asombra como la digitalización avanzó en estos ultimos 3 años, y ojalá se mantenga en buen ritmo. Trato de ir al cine siempre que puedo, más alla de los elevados costos de las entradas, las cuales no siempre puedo comprar con descuento.
Cinéfilo:
Fecha:
11/12/2011
Nombre:
Localidad:
Salta
Muy bien explicado todo, ojala que se escuche y se preste atención a lo que decís. Y los datos reflejan realmente mi caso y el de mi grupo de cercanos, los cuales vamos al cine mas veces al año de lo que fuimos nunca en nuestras vidas. Pasando por arriba los altos costos ya que conseguimos los descuentos que hacen posible esto.
Cinéfilo:
Fecha:
07/12/2011
Nombre:
Localidad:
Bahía Blanca
los puestitos de lona con pelis truchas, cuevana, las películas grabadas con cámara en los cines, y muchas "amenazas" más no afectaron a la industria del cine este año. Porque ir al cine es una experiencia única, los que se quedan en casa viendo en calidad pedorra el último estreno no irían nunca al cine (por lo tanto no son espectadores que se pierden, ya que nunca estuvieron). Igualmente tienen que seguir creciendo para llegar a más gente, hay mucho por mejorar.
Cinéfilo:
Fecha:
04/12/2011
Nombre:
Localidad:
Villa Crespo
Insisto... VOS deberías ser el presidente del INCAA!!!!!
Cinéfilo:
Fecha:
03/12/2011
 
  • No redactes todo en mayúsculas...
  • No se publican links, agresiones y comentarios que no tengan nada que ver con el tema. Si es una consulta usá este formulario.
  • El comentario puede contener, como máximo, 700 caracteres
Comentario

0
Enviar

Para enviar un comentario es necesario que seas Usuario registrado.
Es muy fácil y rápido. Si ya estás registrado, solo ingresá tu login, y si no lo hiciste entrá acá.

Mail
Contraseña
 
 
  • Comentarios 5
Artículos relacionados Ver más Artículos
Ultimos Artículos
Multiplex Venta Online 300 90
Login
Mail:
Contraseña:
Recordarme: