Mail
Contraseña
Recordarme
 
 
Buscar vía google en la Web
By Cines Argentinos, Sir Chandler | Viernes 14 de Agosto de 2020

Artículos en Cines Argentinos

Los locos Addams: historia de un rodaje accidentado

Nota de Hugo Zapata

  • Comentarios 0
Los locos Addams: historia de un rodaje accidentado

El término en inglés conocido como "Development Hell" suele asociarse en el cine con aquellos proyectos que atravesaron literalmente una odisea infernal para ser concretados.

Ya sea por contratiempos técnicos o diferencias creativas entre el estudio y los realizadores, el rodaje de las películas resultó una experiencia miserable para todos los involucrados.

Este tema inclusive generó documentales que retrataron casos específicos con los numerosos contratiempos que atravesaron Apocalipsis Now! de Francis Ford Coppola y The Man Who Killed Don Quixote, de Terry Gilliam.

El ejemplo de Los locos Addams es muy interesante ya que se trata del gran tapado que sorprendió en la taquilla de 1991 al recaudar más de 191 millones de dólares.

La película fue un suceso internacional que revivió a estos personajes para una nueva generación e inclusive brindó entre el merchandising el pinball más vendido de todos los tiempos.

Sin embargo, cuando la película se estrenó el 22 de noviembre de aquel año no hubo un sólo integrante del reparto y del equipo técnico que tuviera expectativas positivas.

Por el contario, todos estaban convencidos que sería un fracaso debido a las frustraciones que se vivieron durante la filmación.

EL PRINCIPIO DE LOS PROBLEMAS

Originalmente Los locos Addams iba a ser desarrollada por el mismo equipo de El joven manos de tijera, con el guión a cargo de Caroline Thompson y la dirección de Tim Burton.

El proyecto era un desafío porque los personajes habían quedado en el más completo olvido y a diferencia de lo que ocurrió en Latinomérica y Europa la serie de televisión de los años ´60 nunca fue popular en los Estados Unidos y resultó opacada por la competencia, The Munsters.

Burton a último momento decidió abandonar el film y decidió hacer Batman regresa para Warner.

La productora Orion delegó la dirección en Barry Sonnenfeld, quien tenía buena reputación como director de fotografía y había trabajado en Quisiera ser grande, Misery, Cuando Harry conoció a Sally y clásicos de los hermanos Coen, como Blood Simple, Raising Arizona y Miller´s Crossing.

Años más tarde desarrollaría la saga Men in Black pero en ese momento de su carrera no tenía experiencia como director y la presión de liderar una producción fue demasiado para su salud.

Los nervios y la tensión que sentía por encarar su ópera prima generaron que luego de los primeros días de rodaje se desmayara en el set.

De ese modo surgió la primera suspensión de la filmación. Debido al estrés que le ocasionaba su tarea como realizador, Sonnenfeld tenía el hábito de vomitar minutos antes de filmar una escena.

Poco después que el reparto y los técnicos retomaron sus actividades la película se suspendió nuevamente cuando el director de fotografía, Owen Roizman, renunció. Los productores enseguida se pusieron a buscar el reemplazo y contrataron a Gale Tattersall, quien no aparecería los créditos del film.

La razón se debe a que la directora trabajó muy pocos días ya a que se descompuso en el set y terminó internada en un hospital.

Tras la nueva suspensión del rodaje, un Barry Sonnenfeld al borde del colapso cardíaco asumió también la tarea de dirección de fotografía.

Unas semanas después surgió una nueva demora cuando Raúl Juliá tuvo que ser internado debido a que un vaso sanguíneo le estalló en un ojo.

Para ese momento el equipo de Los locos Addams odiaba ser parte del proyecto y parecía que era imposible poder completar la película.

Juliá finalmente retomó la filmación y los pocos días se suspendió otra vez cuando se enfermó la esposa de Barry Sonnenfeld, quien terminó internada en Nueva York,

LA CAÍDA DE ORION

Un estresado Sonnenfeld volvió al set tras la recuperación de su mujer para enterarse que los productores se quedaron sin plata y no había presupuesto para completar la película.

Este es un tema muy interesante que da pie a una nota aparte, ya que se trata del inexplicable desastre de la compañía Orion. Para 1991 la productora había juntado una fortuna con los estrenos de El silencio de los inocentes y Danza con lobos, dos fenómenos taquilleros, pero los dueños se la patinaron en poco tiempo con malas inversiones.

La compañía al borde de la quiebra no podía afrontar el costo de Los locos Addams que había incrementado su presupuesto de cinco a 25 millones de dólares.

No quedaba otra que vender el proyecto a otro estudio lo más rápido posible. El problema era conseguir un nuevo inversor ya que los grandes estudios no estaban interesados en estos personajes que habían quedado en el olvido.

El estudio Paramount finalmente se hizo cargo y con una mínima inversión de cinco millones de dólares, que incrementó el presupuesto a 30 millones, el rodaje pudo ser terminado.

MÁS COMPLICACIONES PARA LOS ADDAMS

Después de tantas adversidades la filmación llegó a su fin con un reparto convencido que se venía un inevitable fracaso.

Mientras la película finalizaba su etapa de post-producciones Paramount hizo unas funciones de testeo con resultados desastrosos.

La calificación del público era negativa, no entendía el estilo de humor y la mayoría detestaba la escena musical de la danza de la Mamushka que era mucho más larga y resultó editada.

Cuando parecía que el proyecto ya no podía sufrir más contratiempos apareció David Levy, el productor de la serie de los años ´60 con un reclamo que ponía en jaque el estreno programado para noviembre de 1991.

Levy, con razón, demandaba que la película violaba los derechos de los personajes que le pertenecían a él.

Orion había comprado los derechos de la serie de televisión que les permitían hacer una película pero las características de los personajes le pertenecía al productor, algo que nadie se había encargado de verificar.

En Paramount decidieron resolver esta cuestión con Levy fuera de los juzgados y le pagaron la suma de dinero que pedía.

Aunque Los locos Addams no recibió mucho cariño de la crítica norteamericana, el publicó adoró la película y fue un enorme suceso comercial alrededor del mundo.

En 1992 enseguida se le dio luz verde a la continuación que esta vez se desarrolló a través de un rodaje mucho más relajado y sin complicaciones.

Sin embargo el film no convenció demasiado a los espectadores y apenas pudo recuperar su presupuesto de 47 millones de dólares.

Los Addams regresaron al cine el año pasado con una película de animación que sorprendió con una recaudación de 203 millones de dólares y ya cuenta con su continuación programada para el 22 de octubre de 2021.

 
Tags de la nota: hugo zapata los locos addams

Los locos Addams
Los locos Addams
El delirante y gótico estilo de vida de la peculiar familia Addams se ve amenazado peligrosamente cuando el codicioso dúo que forman madre e hijo, con la ayuda de un abogado sin ningún escrúpulos, conspiran para hacerse con la fortuna familiar...
Los locos Addams
Los locos Addams
La familia Addams está de vuelta en la primera comedia animada sobre la familia más atrevida del barrio. Divertida, extravagante y completamente icónica, la familia Addams redefine lo que significa ser un buen vecino.
No hay comentarios del público registrados
 
  • No redactes todo en mayúsculas...
  • No se publican links, agresiones y comentarios que no tengan nada que ver con el tema. Si es una consulta usá este formulario.
  • El comentario puede contener, como máximo, 700 caracteres
Comentario

0
Enviar

Para enviar un comentario es necesario que seas Usuario registrado.
Es muy fácil y rápido. Si ya estás registrado, solo ingresá tu login, y si no lo hiciste entrá acá.

Mail
Contraseña
 
 
  • Comentarios 0
Artículos relacionados Ver más Artículos
Ultimos Artículos
Login
Mail:
Contraseña:
Recordarme: