Mail
Contraseña
Recordarme
 
 
Buscar vía google en la Web
By Cines Argentinos, Sir Chandler | Viernes 15 de Mayo de 2020

Artículos en Cines Argentinos

Grandes películas que no vimos: Batman vs Superman: Asylum

Nota de Matias Lértora

  • Comentarios 0
Grandes películas que no vimos: Batman vs Superman: Asylum

Dentro de los pasillos de los diferentes Estudios que tienen base en Hollywood podemos encontrar historias de todo tipo.
Algo que llama mucho la atención es la cantidad de millones de dólares que se gastan en películas que nunca llegan a realizarse.
Años de laburo archivados en una bóveda.
Con el correr del tiempo, muchos involucrados en estos proyectos han hablado e incluso hecho documentales al respecto.
Por ello, esta es la primera sección de “Grandes películas que no vimos”.
Donde resaltaremos hechos interesantes, más allá de que si el film en cuestión hubiese sido bueno o no.

El primer round de Batman y Superman

El estreno de Batman & Robin (1997) no solo resultó en una mala película con pobres críticas, sino que también sepultó varios proyectos y aletargó el crecimiento de una serie de films que luego se convertirían en un género en sí mismo. Significó no más secuelas del Encapotado y muerte para el gestante (y muy famoso) film de Superman que se iba a estrenar en 1998 (Superman Lives).

Sin embargo, Warner siguió laburando en ideas y guiones para sus dos superhéroes principales. Ambos casos merecen notas aparte, pero nombres tales como Darren Aronofsky, Mc G, Brett Ratner y JJ Abrams, estuvieron involucrados. Pero de repente, y sin especulaciones ni rumores previos, el 9 de julio de 2002 se anunció una película llamada Batman Vs. Superman, con fecha de estreno para mediados de 2004, y el encargado de dirigirla era Wolfgang Petersen (The never ending story, 1984 / Air Force One, 1997).

Asimismo, el guionista contratado fue Andrew Kevin Walker, quien se había lucido con films tales como Seven (1995) y 8 mm (1999), aunque luego dejó el proyecto y la posta fue tomada por Akiva Goldsman, quien ha hecho cosas maravillosas tales como A beautiful mind (2001) y desastres como la ya nombrada Batman & Robin. La historia tenía un planteo singular y hubiese sido interesante verla en la pantalla.

Bajo el subtítulo Asylum, arrancaba con Superman salvando el día en Metrópolis de unos terroristas, para luego verlo como padrino de ceremonia (bajo su identidad de Clark Kent) en la boda de su mejor amigo Bruce Wayne.

El millonario había colgado la capa y capucha hacía ya unos años debido a la muerte de Robin a manos del Joker (esto se iba a ver en flashbacks) y la culpa lo carcomió. Pero su vida daba un giro hacia la felicidad cuando conoce a Elizabeth, quien nunca supo la verdad, y emprendieron una relación que derivó a la boda en cuestión.

En el casamiento Bruce le dice a Clark, que por fin era feliz y que deseaba que esto fuera así por siempre.

Por otro lado, la vida amorosa de Superman no era tan dichosa. Recientemente se había divorciado de Lois Lane por no poder conciliar sus dos identidades. La dama en esta aventura para Clark no era otra más que su primer amor: Lana Lang.

Avanzada la trama Elizabeth muere asesinada por el Joker (que no había muerto, y para colmo sabía la identidad del murciélago), en una situación en la cual supuestamente Superman la podría haber salvado, lo cual hace que El Caballero Oscuro se vista otra vez como tal para practicar su deporte preferido: la venganza.

Pero esta vez contra el Hombre de Acero. Por lo tanto, íbamos a ver una pelea épica, con sangre, sudor y lágrimas (Lana moría y Clark culpaba a Batman) y, por supuesto, kryptonita.

Al final de la película, con Superman casi muerto, el Joker y Lex Luthor revelan que todo había sido un plan de ellos para que los héroes se maten mutuamente, plan del cual Elizabeth, que se encontraba con vida, formaba parte.

Batman termina salvando el día. Y al final los héroes dejan de combatir, y renuevan su confianza y amistad, lo que daba lugar para una secuela. En cuanto a la producción, se llegaron a hacer muchos diseños e incluso castings. Pero nada de esto llegó a ver la luz.

Se sabe que Colin Farrell y Christian Bale fueron tanteados para hacer de Batman y que Jude Law y Josh Hartnett para hacer de Superman. Pero no mucho más que eso. No es verdad que Law fue contratado tal como trascendió en estos días.

De hecho, el actor ha dicho más de una vez en entrevistas que se probó el traje pero que rechazó el papel. “Estaba ahí, en el vestidor, con el traje puesto, las botas rojas, todo. Me miré al espejo y juro que escuché la famosa música sonar en mi cabeza. Llamé a mi representante y le dije que esto no era para mí”, declaró. Asimismo, Hartnett declinó la oferta tres veces (en tres proyectos distintos).

El film fue cancelado tan solo unos meses más tarde por las famosas “diferencias creativas” y Warner se decidió en ir con películas individuales de los personajes. En entrevistas, Petersen contaba de cómo se imaginó el mundo de los superhéroes: ”Batman es la oscuridad, y Superman es la luz.
Son las dos caras de una misma moneda.
Vamos a plantearlo desde un principio, como por ejemplo en la diferencia entre Gotham y Metropolis”. 

El realizador fue contratado inmediatamente para dirigir Troya (2004) y luego hizo la muy mala remake Poseidón (2006).
Y con respecto a los héroes ya todos sabemos lo que pasó con ellos a nivel cinematográfico y la manera en la cual, por fin, los enfrentaron. 

Matías Lértora

 
Tags de la nota: batman batman vs superman

No hay comentarios del público registrados
 
  • No redactes todo en mayúsculas...
  • No se publican links, agresiones y comentarios que no tengan nada que ver con el tema. Si es una consulta usá este formulario.
  • El comentario puede contener, como máximo, 700 caracteres
Comentario

0
Enviar

Para enviar un comentario es necesario que seas Usuario registrado.
Es muy fácil y rápido. Si ya estás registrado, solo ingresá tu login, y si no lo hiciste entrá acá.

Mail
Contraseña
 
 
  • Comentarios 0
Artículos relacionados Ver más Artículos
Ultimos Artículos
Login
Mail:
Contraseña:
Recordarme: