Mail
Contraseña
Recordarme
 
 
Buscar vía google en la Web
By Cines Argentinos, Sir Chandler |

Artículos en Cines Argentinos

Capítulo 1: El proyecto Blair Witch

  • Comentarios 6
Capítulo 1: El proyecto Blair Witch
      Cuenta la leyenda que, allá por la época del estreno de "El Proyecto Blair Witch", Federico, todavía inocente e ingenuo, se devoraba toda información, teoría, rumor y demás, casi casi casi con la convicción de que algo real había detrás.

Ya sin poder sacar mas información de ningún lado y habiendo sido exiliado de su hogar por una familia que extrañamente ya no lo aguantaba mas, contaba los días que faltaban para poder ir al cine mientras mordisqueaba un pan rancio que bajaba con sorbos de un liquido ambarino extraído de un tetrabrik de sospechosa apariencia.


Al fin llego el día. Y, luego de haber acampado por 2 semanas en la entrada del complejo de cines, fue el primero en ingresar y sacar sus 2 entradas, para él y José (había logrado convencer a un desprevenido amigo).

Entraron a la sala, y al término de la película salieron espantados e insultando por lo malo que habia sido el film...no, malo no...pésimo, impresentable. Fue asi que volvió a casa luego de despedirse de José pidiéndole disculpas por haberlo arrastrado a semejante bodrio.

Luego de una profunda inspección por parte de su familia, fue aceptado nuevamente. Después de cenar, y que todos se fueran a dormir, se dió cuenta de que no podía apagar la luz sin que escalofríos lo recorriesen de los pies a la nuca. Por lo tanto, encendió todas las luces de la casa y se acurrucó en la cama en posición fetal, donde después de temblar por 4 horas y media, logró dormirse.

Fue a la mañana siguiente que su hermanita, feliz por su regreso, le dejo al lado de la almohada un dibujo de sus manos infantiles y un colgante armado con ramitas que había hecho con todo amor y cariño.

Cuando Federico abrió los ojos y éstos se posaron en esos hermosos regalos, salió huyendo despavorido y a los gritos. Tras ser alcanzado 3 dias después por unos enfermeros fue internado en el borda por un tiempo para tratar su fobia a las expresiones de arte infantil.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
By Vikingo

 
Tags de la nota: cuentos

Localidad:
Avellaneda
era mala, pero posta, tenia algo raro que daba miedito, la vi de mas chico yo
Cinéfilo:
Fecha:
11/05/2010
Nombre:
Localidad:
Maquinista Savio
Thomas, gracias!!! Espero tu aporte Vikingo
Cinéfilo:
0
Fecha:
20/02/2010
Localidad:
que grande vikingo, una excelente idea.
Cinéfilo:
Fecha:
19/02/2010
Nombre:
Localidad:
Maquinista Savio
Como dije en la introduccion, todas las anecdotas tienen visos de realidad, pero obviamente quje las he exagerado/adaptado para hacerlos mas entretenidos. Toda anecdota es bienvenida, y la podemos adaptar para su publicacion. Gracias x la opinion. Vikingo
Cinéfilo:
0
Fecha:
18/02/2010
Nombre:
Localidad:
Jaja, buena anécdota xD A mí tampoco me gustó El proyecto Blair Witch... No sé por qué, no me provocó nada, ni durante ni después. Igual que con Actividad Paranormal, nada. Hoy en día me sigo preguntando si simplemente no me asustan las películas, o es que no la entendí xD
Cinéfilo:
Fecha:
17/02/2010
Nombre:
Rocky (30)
Localidad:
City Bell
Estó es real?? jajaja ,no deberia causarme gracia pero son extremos que uno no puede evitar reirse,yo tengo anecdotas pero mas que nada dentro del ambito del cine ;) .
Cinéfilo:
Fecha:
16/02/2010
 
  • No redactes todo en mayúsculas...
  • No se publican links, agresiones y comentarios que no tengan nada que ver con el tema. Si es una consulta usá este formulario.
  • El comentario puede contener, como máximo, 700 caracteres
Comentario

0
Enviar

Para enviar un comentario es necesario que seas Usuario registrado.
Es muy fácil y rápido. Si ya estás registrado, solo ingresá tu login, y si no lo hiciste entrá acá.

Mail
Contraseña
 
 
  • Comentarios 6
Artículos relacionados Ver más Artículos
Ultimos Artículos
Amazon Sir Chandler España
Login
Mail:
Contraseña:
Recordarme: